Inicio Actualidad Descubre las claras diferencias entre el masoquismo y el sadismo Tipos características...

Descubre las claras diferencias entre el masoquismo y el sadismo Tipos características y comportamientos

En nuestra sociedad, el masoquismo se define como la búsqueda de placer a través del dolor, lo cual puede manifestarse en comportamientos específicos que generan excitación sexual. Por otro lado, el sadismo se refiere al disfrute de infligir dolor en otros, con la intención de satisfacer deseos sexuales. A veces, ambas tendencias pueden coexistir en una misma persona.[embedded content][embedded content]
Discerniendo entre Crueldad Sumisión y BDSM
El verdadero origen de las conductas que siempre hemos asociado con la perversión sexual y la insalubridad tiene una base psicológica muy similar a la que sustenta a las relaciones de pareja basadas en factores emocionales.Según el psicoanalista alemán Erich Fromm (1900), las personas que dependen emocionalmente de sus parejas pueden verse impulsadas a adoptar roles masoquistas y sádicos en su relación, como consecuencia del temor a estar solos. Este fenómeno se explica de la siguiente forma:Cabe destacar que existe una diferencia fundamental entre el sadomasoquismo, el sadismo y el masoquismo. Según Fromm, en su libro El Miedo a la Libertad [1], tanto los rasgos masoquistas como sádicos en la personalidad de un individuo, surgen como mecanismos de escape ante la sensación insoportable de soledad e impotencia.Este temor, en palabras del autor, se manifiesta de tres formas posibles:Masoquismo: buscando someterse y complacer a otros para evitar enfrentarse al miedo a la soledad.Sadismo: ejerciendo control y dominio sobre una pareja como forma de escape de la sensación de impotencia.Ambos: alternando entre los dos extremos como estrategia para mantener el equilibrio.
Tipos de Masoquismo
Sigmund Freud fue un médico neurólogo austriaco de origen judío, reconocido como padre del psicoanálisis y una de las figuras intelectuales más destacadas del siglo XX. En sus investigaciones sobre las perversiones, Freud aportó valiosos trabajos teóricos y clínicos de psicoanálisis.En su obra “El problema económico del masoquismo” de 1924, Freud se adentra en la relación del principio del placer con las pulsiones de vida y muerte, las dos variantes de pulsiones que ha distinguido en su teoría psicoanalítica.Dentro de su estudio, Freud identificó tres tipos de masoquismo: erógeno, femenino y moral. Según él, el masoquismo moral es el más relevante, ya que se relaciona con un sentimiento inconsciente de culpa. En resumen, los distintos tipos de masoquismo pueden ser clasificados de la siguiente manera:
Masoquismoeditar
La exploración histórica y antropológica del masoquismo es una tarea compleja. Durante la época premoderna, esta conducta estaba enmascarada por la expectativa de que todo súbdito actuara como un esclavo masoquista: aceptando la autoridad y sometiéndose a ella, obedeciendo de manera incondicional, aceptando de forma activa el sistema opresivo y los métodos de castigo utilizados para mantenerlo, y colaborando con los mecanismos represivos.Además, en épocas de gran crueldad y brutalidad, no era difícil crear situaciones que se resolvieran mediante el control y el dolor, ya que estos métodos eran ampliamente aceptados en la cultura de la época.Este encubrimiento hace que sea extremadamente difícil identificar a masoquistas famosos en la historia y nos obliga a inferir su existencia a través de sus acciones, lo cual siempre es cuestionable. Este es el caso de ciertos mártires y líderes que buscaban activamente su propia destrucción, incluso cuando no había una necesidad imperante de hacerlo. También se puede percibir en personajes literarios, como Lancelot, el caballero de las leyendas artúricas.
Terminología confusa frecuente en los conceptos
El masoquismo es una práctica que se caracteriza por la excitación que siente una persona al ser humillada o maltratada por otra (en honor a L. von Sacher-Masoch, escritor austriaco). Por otro lado, el sadismo es la excitación que experimenta alguien al realizar actos crueles con otra persona (por el marqués de Sade, escritor francés).En otras palabras, el masoquismo implica disfrutar con la propia humillación y sumisión. Mientras tanto, el sadismo consiste en obtener placer mediante el sometimiento y la crueldad hacia otra persona.Aunque estas prácticas sexuales pueden estar relacionadas, hay una clara distinción entre ellas. El masoquismo se basa en la aceptación de un papel pasivo y sumiso, mientras que el sadismo implica tomar un rol activo y dominante.Ambas tendencias tienen sus orígenes en personajes históricos, cuyos comportamientos y escritos han permanecido en la memoria colectiva y han influenciado en la definición de estos términos.Aunque cercanas en su naturaleza, son dos conceptos distintos y propios de cada individuo.
Las distintas facetas del placer Masoquismo Sadismo y BDSM
Sadismo, masoquismo y sadomasoquismo:No son sinónimos:Son tres términos que a menudo son confundidos y utilizados en forma indiscriminada para referirse al mismo tema. Sin embargo, es importante comprender que no deben ser entendidos como sinónimos.Masoquismo y miedo a la soledad:Los masoquistas suelen experimentar un fuerte temor a la soledad, lo que genera una dependencia psicológica en ellos hacia las personas con tendencias sádicas. En otras palabras, prefieren dejar atrás su propia seguridad por miedo a la libertad, responsabilidades o afrontar la soledad.Origen del término ‘sadismo’:Este término proviene del Marqués de Sade (1740 – 1814), un escritor y filósofo francés conocido por sus numerosas obras que abordan el sadismo sexual como tema central.
Explorando el concepto del amor masoquista Un análisis en profundidad
El amor masoquista: cuando el dolor se convierte en parte del romanceA veces, el amor puede ser visto de una manera poco saludable, como una forma de tolerar el maltrato o incluso de buscarlo para sentir satisfacción. Esta dinámica implica que el amor por sí solo no es suficiente para satisfacer las necesidades emocionales de una persona. Detrás de esta conducta se encuentra una baja autoestima que dificulta asumir la responsabilidad de la propia situación.El famoso psicoanalista alemán Fromm apuntó que las actitudes masoquistas y sádicas pueden ser observadas en personalidades dependientes. Estas personas recurren a comportamientos de sumisión o agresión en sus relaciones amorosas para enfrentar el miedo a estar solas.Sin embargo, esta forma de sentir el amor no es sana. Las personas masoquistas pueden llegar a someterse a su pareja perdiendo su individualidad o manipular a terceros, no por amor verdadero, sino por el temor a perder a alguien. Esto indica una falta de seguridad emocional y una necesidad de controlar la relación.
El Sadismo y Masoquismo en el DSM Comprender los Trastornos Mentales
Sadismo y masoquismo han sido catalogados por más de cien años como “enfermedades mentales”, con un alto riesgo potencial. No se distinguía entre el sujeto sadicoso y aquellos que practicaban sadomasoquismo de manera consensuada. Sin embargo, en la quinta edición del DSM-5, publicada el 18 de mayo de 2013, todavía se incluyen estos trastornos en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V).Sadismo y masoquismo, dos términos que durante más de cien años han sido etiquetados como desórdenes mentales de alto riesgo. La distinción entre el sujeto sádico y el practicante de sadomasoquismo con acuerdo mutuo no se tomaba en cuenta. Sin embargo, DSM-5, la quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, publicada el 18 de mayo de 2013, todavía incluye estos trastornos en su lista de clasificación.¿Sabías que el sadismo y el masoquismo se han considerado durante más de cien años como enfermedades mentales con un alto riesgo? Antes de la quinta edición del DSM-5, publicada el 18 de mayo de 2013, no se diferenciaba entre el asesino sádico y el practicante de sadomasoquismo consentido. Sin embargo, en la actualidad, estos trastornos aún forman parte del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.




















































































Artículos relacionados

Leer más:  El placentino Alex Alegría cedido al Burgos C.F.

- Te recomendamos -
Artículo anteriorEntre 600.000 y 700.000 usuarios impactados por la nueva normativa de alarmas, según el sector de la seguridad
Artículo siguienteDescubre quién es la novia de Karchez y su relación confirmada con Abby
Equipo local de redacción de Plasencia y el Valle del Jerte