Inicio Actualidad Descubre la fascinante historia de la guitarra española y sus orígenes

Descubre la fascinante historia de la guitarra española y sus orígenes

La guitarra clásica, también nombrada como guitarra criolla en variadas partes de América Latina, pertenece a la familia de los cordófonos y posee un pasado remoto, pero su relevancia aumenta en el período del renacimiento. Fue en ese momento que se crean composiciones polifónicas para instrumentos de cuerda pulsada, tales como la vihuela en España y América y el laúd en el resto de Europa, que dieron origen a la guitarra clásica.[embedded content][embedded content]
La Emergencia de la Guitarra Española en los Siglos XVIXVIII
La guitarra española es un instrumento musical de origen europeo (España). Aunque existen diversas teorías sobre su surgimiento, el verdadero auge del instrumento se dio en el siglo XV, cuando se comenzaron a publicar los primeros libros de música para vihuela, que se popularizaron en la época.Este instrumento de cuerdas ha sido indispensable en innumerables situaciones de la música. En los reinos cristianos de España y el resto de Europa, se utilizaba una guitarra con cuatro pares de cuerdas, de forma redondeada y con una caja abombada, similar a la vihuela. Por otro lado, en los reinos musulmanes de España, se encontraba la guitarra o guitarra morisca, con tres pares de cuerdas, considerada como precursora directa de la guitarra española.El prototipo de la guitarra española que conocemos hoy en día apareció en el siglo XIV, siendo utilizada por el pueblo para acompañar canciones y bailes populares. Mientras tanto, la vihuela se convirtió en el instrumento preferido por los músicos de la corte, a diferencia de las cortes europeas donde el laúd era el instrumento predominante.
La Emergencia de la Guitarra Clásica Un Época de Consagración
Durante la primera mitad del siglo XIX, en el periodo Pre-romántico, finalmente la guitarra logrará ser aceptada como un íntegro instrumento de concierto en toda Europa. Un gran mito de esa era, el famoso violinista Niccolò Paganini, compuso un importante número de obras exclusivamente para guitarra. Sin embargo, aunque se dice que Franz Schubert era un gran aficionado del instrumento, hay fuertes sospechas de que esto sea solo un mito y que Schubert nunca tuvo un especial agrado hacia la guitarra. Conforme lo argumenta Stephen Kenyion, este mito se ha formado a partir de errores de traducción en ciertos escritos sobre el compositor vienés.Es en ese año (1833) cuando el instrumento llega a Estados Unidos de la mano de un emigrante austriaco llamado Christian Frederick Martín. Allí, la guitarra sufrirá una nueva evolución al incorporar cuerdas de acero, adaptándose así a las particularidades de la música popular de ese país.
La Era Medieval y el Renacimiento
Durante los siglos XI y XII, surgieron dos tipos de instrumentos conocidos como “guitarres”. Estos eran la morisca o mandora, con forma similar a una media pera y parecida al Laúd árabe y la mandolina, y la guitarra latina. Esta última estaba basada en la cítara de fondo plano, con un largo mango unido por aros y un clavijero similar al del violín.La guitarra latina evolucionó y dio origen a dos instrumentos musicales: la vihuela, con seis órdenes de cuerdas dobles, utilizada por los aristócratas y trovadores, y la guitarra de cuatro órdenes, de uso más popular.Una de las primeras obras compuestas para la guitarra fue “Tres libros de música en cifra para vihuela”, publicada por Alonso Mudarra en Sevilla en 1546. Cabe destacar que inicialmente, la guitarra se utilizaba como un instrumento de acompañamiento y la técnica más común era el rasgueo.
Música de cuerda en el Siglo de Oro la guitarra y sus variantes barrocas
En el siglo XVII, se logró un acuerdo entre los luthiers -entre los que sobresale Antonio Giacomo Stradivari- sobre la cantidad de cuerdas de la guitarra, que se redujo a seis cuerdas simples (anteriormente se usaban pares de cuerdas).Se añadieron barras de resonancia que expandieron las vibraciones de las notas en todo el cuerpo. Además, se adoptó la afinación de la mandora y, a su vez, la mandora adoptó el encordado de la guitarra.De esta forma, tanto los acordes como las melodías adquirieron una gran relevancia en el siglo XVII. Sin embargo, algunos instrumentos de cuerda no pudieron seguir el ritmo de estos avances en la construcción.
Afinacióneditar
La afinación más utilizada en la guitarra española es conocida como “afinación estándar”, la cual tiene intervalos de cuartas entre las cuerdas (excepto entre la tercera y la segunda cuerda que es una tercera mayor). La secuencia de cuerdas es la siguiente: Mi (6.ª cuerda), La (5.ª cuerda), Re (4.ª cuerda), Sol (3.ª cuerda), Si (2.ª cuerda), Mi (1.ª cuerda). Sin embargo, también es común encontrar variaciones en la afinación, conocidas como “scordature”, especialmente cuando se toca repertorio renacentista de vihuela o laúd. En estas variantes, la 6.ª cuerda puede ser afinada en re, la 5.ª en sol y la 3.ª en fa sostenido.En épocas antiguas, como en la época barroca, la afinación de la guitarra era bastante similar a la afinación actual. Se organizaba de la más grave a la más aguda con las siguientes notas: La (5.ª cuerda), Re (4.ª cuerda), Sol (3.ª cuerda), Si (2.ª cuerda), Mi (1.ª cuerda). Las cuerdas podían ser afinadas individualmente o en pares, con la excepción de la 5.ª cuerda que se afinaba siempre de forma simple. Además, la quinta cuerda se afinaba para que sonara igual que la tercera cuerda pisada en el segundo traste.Actualmente, existen afinaciones alternativas y más modernas que se basan en el concepto de “open tuning” (afinación abierta), que permite tocar un acorde completo con todas las cuerdas al aire. Hay varias afinaciones diferentes de este tipo, como por ejemplo: mi mayor, la mayor y re mayor. Estas afinaciones ofrecen diferentes posibilidades a los músicos y son utilizadas en diferentes géneros musicales.
La guitarra contemporáneaeditar
En la actualidad, el campo de la luthería para guitarra ha experimentado un notable desarrollo, resultado de varias pruebas realizadas por distintos luthier. Este avance se debe en parte a la búsqueda de una mayor proyección sonora, pero también a la búsqueda de un timbre más adecuado a la música contemporánea para guitarra (alejándose así del típico sonido dulce y amable de la guitarra tradicional).Algunos de los cambios que ha sufrido tienen que ver con la construcción del mástil, que ahora cuenta con tensores fijos (y en algunos casos ajustables), e incluso una ligera inclinación para mejorar la estabilidad y presión de las cuerdas sobre el diapasón. Esto permite alcanzar un sonido más potente y versátil, acorde a las necesidades de los músicos modernos.Además, se han llevado a cabo experimentos con diferentes tipos de madera para el cuerpo de la guitarra, buscando obtener una resonancia y proyección sonora óptimas. Se han utilizado desde los clásicos cedro y abeto, hasta alternativas más audaces como el ébano o el palo santo.Otro aspecto fundamental en el desarrollo de la luthería para guitarra es la incorporación de nuevos materiales y tecnologías en la fabricación de las cuerdas. Esto ha permitido obtener una mayor durabilidad, estabilidad y respuesta en el sonido.Gracias a la innovación y experimentación de los luthier, se ha logrado mejorar la calidad y versatilidad de este instrumento tan popular.






















































































Artículos relacionados

Leer más:  COMUNICADO OFICIAL | Junta Directiva

- Te recomendamos -
Artículo anteriorDescubre el verdadero significado detrás del nombre de mujer Amanda
Artículo siguienteRecibimos o recivimos todo lo que necesitas saber para escribir correctamente
Equipo local de redacción de Plasencia y el Valle del Jerte