Inicio Actualidad FOTO DENUNCIA | “¡Ni Dios quiere montar!”, Plasencia denuncia el deplorable estado...

FOTO DENUNCIA | “¡Ni Dios quiere montar!”, Plasencia denuncia el deplorable estado de sus autobuses

FOTO DENUNCIA |
FOTO DENUNCIA | "¡Ni Dios quiere montar!", Plasencia denuncia el deplorable estado de sus autobuses

Los vecinos de Plasencia han expresado su descontento con el estado actual de los autobuses urbanos a través de una foto denuncia. El deterioro de estos vehículos ha generado críticas entre los usuarios, que los consideran inapropiados para el servicio público.

Un ciudadano ha compartido su frustración diciendo: “Qué bonito, como para esperar el bus para ir a currar. Así pasa, ni dios quiere montar. Qué desastre, tirarlos a desguace“. Estas palabras reflejan la decepción generalizada con la calidad del transporte público en la ciudad.

La queja principal se centra en la necesidad de renovar la flota de autobuses. Los residentes han solicitado la introducción de nuevos autobuses azules, en lugar de seguir utilizando los antiguos vehículos que ya no cumplen con las expectativas de comodidad y eficiencia.

Leer más:  Plasencia se presenta a una nueva convocatoria de Fondos Europeos para llevar a cabo tres proyectos de movilidad con la construcción de dos nuevos carriles bicis y pasos de peatones inteligentes

El mismo denunciante comentó: “Podían ya poner los autobuses azules y dejar estas viejas glorias. Pero claro, hay que esperar a la puesta de largo y presentación a la ciudad, que ahora vienen tiempos de fotos y postureo“. Esta crítica apunta a una percepción de demora y falta de acción por parte de las autoridades, quienes, según los vecinos, están más preocupadas por la imagen pública que por resolver problemas prácticos.

La situación actual de los autobuses en Plasencia subraya la necesidad de una mejora en el servicio de transporte público, lo cual es esencial para el bienestar de los ciudadanos y el funcionamiento diario de la ciudad. Los problemas mencionados incluyen no solo el estado físico de los vehículos, sino también la frecuencia y puntualidad del servicio, que han sido objeto de quejas constantes por parte de los usuarios.

Leer más:  Semana Santa: ¿Cobraré mi pensión en Plasencia? Consulta nuestro calendario para descubrirlo

Una residente comentó: “Los autobuses están siempre llenos y nunca llegan a tiempo. Tenemos que esperar mucho y a veces ni siquiera paran porque están demasiado llenos. Es una vergüenza que tengamos que soportar esto“. Este tipo de comentarios son comunes y reflejan una situación que muchos consideran insostenible.

Además, se ha señalado que la falta de renovación de la flota no solo afecta a la comodidad y eficiencia del transporte, sino también al medio ambiente. Los autobuses antiguos suelen ser menos eficientes en términos de consumo de combustible y emiten más contaminantes, lo que agrava la calidad del aire en la ciudad.

En respuesta a estas críticas, el Ayuntamiento de Plasencia ha afirmado que están trabajando en un plan para renovar la flota de autobuses y mejorar el servicio. Sin embargo, los detalles y el calendario de estas mejoras aún no han sido claramente comunicados, lo que aumenta la frustración entre los residentes.

Leer más:  El Alcalde participa en el Acto central con motivo del mes de la Cultura Gitana que se ha celebrado en el Teatro Alkázar de Plasencia

La modernización del transporte público en Plasencia es un tema crucial que requiere una acción rápida y efectiva. Los ciudadanos están esperando ver cambios significativos que mejoren su calidad de vida y la sostenibilidad de la ciudad.

Para más información y actualizaciones sobre este tema, siga nuestras redes sociales en Facebook aquí o en Twitter aquí. En caso de emergencias o para reportar problemas con el servicio de autobuses, contacte con el Ayuntamiento de Plasencia al 927 410 501.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorExposición de Fundación Unicaja reúne a Rafael y Bacon en Málaga
Artículo siguienteLos cinco autobuses nuevos estarán en funcionamiento a partir de la semana que viene