Inicio Actualidad La edad de Atenea mitos y realidad en 5 párrafos

La edad de Atenea mitos y realidad en 5 párrafos

En la religión antigua de los griegos, se veneraba a Atenea[1]​[2]​[3]​, diosa también conocida como Palas Atenea (Παλλὰς Ἀθήνη) en el idioma ático y Αθηνά en el griego moderno. Uno de sus roles principales era el de diosa de la guerra[4]​, y se la representaba comúnmente en la iconografía con una lanza, un escudo o ambas armas. Se cree que su apodo viene de la palabra griega πάλλω (pállō), que significa “manejar”, por lo tanto Atenea es conocida como “la que maneja” la lanza y el escudo.[embedded content][embedded content]
Atenea en la mitología
La diosa Atenea es la protagonista de numerosos relatos mitológicos en los que se destaca por su mesura y justicia. Entre ellos, se encuentran el mito de Jasón y los argonautas, el regreso de Odiseo a Ítaca tras la guerra de Troya, narrado en la Odisea de Homero, las aventuras de Perseo y la metamorfosis de Aracné. Todos contienen enseñanzas sobre el comportamiento de la diosa en situaciones difíciles.En el mito de Jasón y los argonautas, Atenea ayuda al héroe y su tripulación a superar las pruebas que se les presentan durante su viaje, demostrando su compasión y sabiduría en todo momento.En la Odisea, Atenea guía a Odiseo en su regreso a Ítaca, protegiéndolo de las trampas de los dioses hostiles y facilitando su reunión con su familia, demostrando su lealtad y devoción por los héroes valientes.Las aventuras de Perseo muestran la intervención de Atenea en la vida de los mortales, ayudando al héroe a superar los desafíos que se le presentan para cumplir con su destino.En el mito de la metamorfosis de Aracné, Atenea castiga a la mortal por su arrogancia y su deseo de igualarse a los dioses. Sin embargo, también le otorga una oportunidad de redención al convertirla en una hábil tejedora, lo que demuestra su benevolencia y sabiduría en su sentencia.Su presencia en estos relatos mitológicos nos recuerda que su influencia perdura en nuestra vida hasta el día de hoy.
Mitologíaeditar
En el panteón de los dioses olímpicos, Atenea es ampliamente conocida como la favorita de Zeus. Según la mitología, ella nació de forma extraordinaria, completamente armada y lista para la batalla, de la frente de su padre. Esta historia ha sido narrada en diferentes versiones a lo largo del tiempo.En las obras de Homero, Atenea es llamada simplemente hija de Zeus, sin mencionar a su madre o cómo llegó a existir. Sin embargo, en la mayoría de las tradiciones posteriores, se coincide en afirmar que nació de la cabeza de Zeus. En la versión de Hesíodo, su madre es la oceánide Metis, primera esposa de Zeus. Se dice que, después de estar con ella, Zeus temió las proféticas consecuencias de tener hijos más poderosos que él, por lo que siguió el consejo de Gea y Urano y “la encerró en su vientre”. Sin embargo, Metis ya había concebido…Según relata Píndaro, el dios Hefesto abrió la cabeza de Zeus con su hacha minoica de doble hoja, el labrys, y Atenea saltó de ella como una diosa adulta y armada. Se dice que Estesícoro fue el primero en mencionar esta historia. Se cuenta que Atenea llamó al cielo con su grito de guerra, haciendo temblar a Urano y a la Madre Gea. Otros relatos mencionan que Prometeo, Hermes o Palemón ayudaron a Zeus en el nacimiento de Atenea, y señalan al río Tritón como el lugar donde ocurrió este suceso.
Nombre etimología y origeneditar
La diosa Atenea tenía un vínculo especial con la ciudad de Atenas, como se puede ver en la conexión etimológica de sus nombres. De hecho, «Atenas» es un nombre en plural porque hacía referencia al lugar donde presidía su hermandad, las Athenai. Micenas era la ciudad donde la diosa era llamada Micena (Mykene), y Micenas es el nombre plural para la hermandad de mujeres que la acompañaban allí. En Tebas era conocida como Teba, y el nombre de esa ciudad también es en plural. De manera similar, en Atenas era llamada Aten(e)a.Existe una teoría propuesta por Günther Neumann que sugiere que el nombre Atenea puede ser de origen lidio. Es posible que sea una palabra compuesta derivada del término ati en la lengua tirsénica, que significa «madre», y del nombre de la diosa madre hurrita Ḫannaḫanna, abreviado como Ana. En la Grecia micénica, el teónimo A-ta-na-po-ti-ni-ja aparece una sola vez escrito en las tablillas V 52 en lineal B de Cnosos de la «Habitación de las Tablillas del Carro» de la Segunda Era Tardía Minoica, según la cronología establecida por Arthur Evans. Aunque Athana potniya se traduce a menudo como «Señora Atenea», su verdadero significado es «la potnia de At(h)ana», que puede ser interpretado como «la Señora de Atenas». Sin embargo, no está claro si la inscripción de Cnosos se refiere a la ciudad de Atenas.
La protectora Atenea y el corazón de la ciudad de Atenas
La deidad máxima de los atenienses: Atenea, su señora y patrona. Aunque también veneraban a otros dioses del panteón, entregaron a ella los principales cultos públicos. Según la leyenda, Atenea y Poseidón se disputaron el protectorado de Atenas y brindaron regalos a sus habitantes para ser elegidos. En la cima de la Acrópolis, Poseidón hizo brotar una fuente de agua salada, mientras que Atenea regaló a los atenienses el árbol de olivo y les enseñó a hacer aceite de oliva. Esta ofrenda resultó la más querida por los ciudadanos de Atenas, quienes la escogieron como su diosa protectora. En las monedas atenienses se acuñaba una imagen de Atenea en un lado y, en el otro, una lechuza, uno de sus símbolos representativos.


























































































Artículos relacionados

Leer más:  Cuánto dinero recibe el subcampeón de Wimbledon en premios

- Te recomendamos -
Artículo anteriorDescubre qué enfermedad padece el hijo de María Patiño
Artículo siguienteLucía Bosé en Segovia Nuevo uso de su vivienda como alojamiento rural
Equipo local de redacción de Plasencia y el Valle del Jerte